Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Carrito

Tu carrito está vacío

Continúa comprando

Vitamina K: Beneficios, dosis y contraindicaciones

Beneficios de la vitamina K

La vitamina K, también conocida como filoquinona (vitamina K1) o menaquinona (vitamina K2) según su composición química, desempeña un papel importante en la coagulación ("vitamina antihemorrágica"), ya que su déficit puede afectar la coagulación y aumentar el riesgo de sangrado excesivo.

Tiene importantes funciones óseas. Se ha comprobado que niveles adecuados de vitamina K se relacionan con una mayor densidad ósea, sobre todo a edades más avanzadas.

 

¿Dónde se encuentra la vitamina K?

La filoquinona (K1) es la que recibimos de forma más abundante por la dieta y procede de alimentos vegetales. De hecho, la mayor parte de la vitamina K1 la obtenemos de verduras y hortalizas de hoja verde como la col y el brócoli.

La vitamina K2 (menaquinona-4 y menaquinona-7), más efectiva, se encuentra en productos animales como carne, huevos y productos lácteos, particularmente en quesos fermentados, así como en el natto, un producto de soja fermentada.

Parte de esta vitamina es sintetizada por nuestro organismo, ya que la microbiota intestinal es capaz de producirla. Sin embargo, una alteración en la microbiota, como el exceso de medicación con antibióticos o el consumo de alcohol, puede llevar a niveles más bajos de vitamina K.

 

¿Cuándo tomar un suplemento con vitamina K?

Es recomendable considerar la suplementación con vitamina K en casos de deficiencia comprobada o en situaciones donde exista un riesgo aumentado de disminución de sus niveles, como en personas con trastornos de absorción de grasas o quienes toman medicamentos que interfieren con la absorción de esta vitamina.

Si la ingesta de alimentos ricos en vitamina K es insuficiente, considera suplementar con vitamina K2 para garantizar un aporte adecuado de este nutriente esenciale.


Dosis recomendada

La EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) ha fijado unas ingestas adecuadas diarias de 70 µg en los adultos.

 

Deficiencia

Los síntomas de deficiencia de vitamina K incluyen sangrado excesivo, como hemorragias nasales frecuentes y hematomas fáciles, y problemas de coagulación, como tiempos prolongados de coagulación sanguínea. También pueden presentarse problemas óseos y en casos graves, calcificación arterial.

 

Contraindicaciones

Tanto su deficiencia como su exceso son complicados de gestionar. Es importante controlar el aporte de vitamina K en determinados tratamientos anticoagulantes cumarínicos o antivitamina K. 

En caso de uso concomitante de anticoagulantes, debe consultarse a un
médico o farmacéutico.

 

¿Se puede tomar la vitamina K2 a la vitamina D3?

La vitamina D3 desempeña un papel vital en la absorción del calcio, mientras que la vitamina K2 activa las proteínas ricas en Gla (Matrix Gla protein - MGP), esenciales para fijar el calcio en los huesos y prevenir su acumulación en las arterias.